Go to Top

El Olivo IV

Olivo hojiblanco

Recolección de la aceituna

La recolección de los frutos tiene características diferentes en cada región y a veces en cada zona dependiendo de diversas circunstancias entre las que se pueden mencionar; la orografía de la zona, site tamaño de los árboles, calidad de la aceituna etc.

Para ver los distintos métodos de recolección, hay que distinguir entre la aceituna de suelo (la que diversos factores se ha desprendido del olivo) y la aceituna de vuelo (fruto que aún permanece en el olivo).

    Aceituna de suelo:

El sistema de recogida del suelo consiste en esperar que los frutos se caigan al suelo a la medida que maduran, para recogerlos en una o varias pasadas. Si se atiende a la calidad del aceite, este sistema es totalmente inadecuado, pues los frutos caen en estado de madurez muy avanzado, cuando el aceite que contiene la aceituna ha perdido sus características organolépticas más apreciadas y cuando, después de una permanencia prolongada en el suelo ésta, ha tomado una acidez excesiva.

Para abaratar este sistema de recolección es aconsejable alisar y apisonar el suelo alrededor del olivo de modo que la superficie quede libre de malas hierbas, ramajes, terrones, etc. A fin de facilitar la recogida de la fruta. Los distintos sistemas de recolección de aceituna de suelo.

aceituna de Molino Jabonero

aceituneros recogiendo aceitunas

Los sistemas de recogida son los siguientes:

Recogida a mano: Consiste en recoger el fruto a mano del suelo y depositarlo en cajas. Económicamente es un sistema  no aconsejable, aunque el fruto no sufre daño adicional al que pudiera poseer.

Recogida con máquinas “pinchadoras”:  Estas sencillas máquinas son movidas por el hombre y constan de un cilindro articulado, provisto de púas, que recoge el fruto pinchándolo y depositándolo en un recipiente incorporado.

Recogida con máquinas aspiradoras:  Hasta ahora no han progresado en el mercado por su bajo rendimiento a causa de la poca densidad de frutos por unidad de superficie a explorar.

Recogida con máquinas aspiradoras o sopladoras: Parecen ser las más idóneas, dada su anchura de trabajo y, por tanto, su mejor rendimiento. Es necesario insistir que su empleo, en una práctica de obtención de buenos aceites, sólo es admisible para recoger por separado aquellas aceitunas que han caído naturalmente antes de la recolección.

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *